La presión que vive Cruz Azul por clasificarse a la Liguilla ya comenzó a sentirse. Los cementeros arribaron ayer a Morelia con la presión de sacar la victoria frente a Monarcas, de lo contrario, su boleto a la fiesta grande se complicará.

Cabizbajos y sin dar declaraciones fue como los jugadores y cuerpo técnico cementeros salieron del aeropuerto de la capital michoacana. El recibimiento no fue muy distinto a ese panorama, pues sólo un par de aficionados los esperaron a su llegada.

Los primeros en hacer su aparición fueron Alejandro Faurlín, el “Gato” Silva, el “Cata” Domínguez, quien se detuvo a tomarse fotos con un seguidor celeste, y Jordan Silva. Le siguieron Felipe Mora, Enzo Roco y Rosario Cota, quienes pasaron de largo. El técnico español, Paco Jémez, llegó serio, fiel a su costumbre, y con el traje que utilizará  mañana en mano.

Christian Giménez fue el último en salir, pues en la sala de espera fue abordado por algunos aficionados.

Lo curioso fue que cuando elementos y cuerpo técnico ya estaban arriba del camión tuvieron que esperar al chofer de éste y hasta le pitaron para que llegara.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top